miércoles, 11 de abril de 2012

Nexos abril - Caminar sin prisa

Ilustrar esta columna escrita por Mauricio Tenorio siempre es agradable, pero este texto me pareció especialmente conmovedor. Quiza tenga que ver con que el asunto de la contemplación desde hace mucho es algo que me interesa y me llama.

Trata de una persona que disfruta toda una experiencia: el otoño. Como esta sensación lo embarga y lo abstrae de todo, al grado de sólo existir él y eso que pide no ser nombrado, no ser puesto con palabras. Esta sensación es protegida por él y a la vez lo protege a él mismo del exterior. Un desenlace  quizá violento que aún siéndolo no es tan grave pues su atención no estaba ahí, estaba contemplando el otoño sin reparar en la ciudad demandante que pide atención, precauciones, justificaciones y tiempo.


Fue muy bueno, leanlo en la edición de nexos de abril, vale la pena.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada